Existen personas de derechas. Existen personas de izquierdas. Dudo de la existencia de personas de centro, pero atesoro la opción de que nos salven las personas libres.

El panorama nos tiene hartos, cansados, aburridos y decepcionados.

A más se expande la derecha, (avanza ávida y velozmente de nuevo por centro Europa), más se radicaliza la izquierda. A veces parece que la política sufre ciclos constantes, como la economía. Nace, crece, se reproduce y muere como las plantas. Antes de morir se vuelve de color amarillento y su olor apesta a putrefacto.

La tristeza en la frustración de cometer constantemente los mismos errores, tropezar una y mil veces con la misma piedra: el ser humano, siempre arraigado en los extremos.

Empieza a darme miedo que algo así nos esté sucediendo…

Empieza a parecer que esto es un callejón sin salida digna…

Empieza lo que nunca acaba,

no acaba lo que nunca empieza.

En esta letanía política en la que nos encontramos, acabamos el verano sin darnos cuenta.

Vuelvo a mi novela, a mis relatos, a escribiros y a esperaros… Me gustaría que me contarais cosas, me propusierais temas…  ¡Me criticarais mucho!

Buenas y calurosas tardes ¡Estoy de vuelta!

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s