La imagen es dantesca. Todos con cara de indignados, compungidos, con gesto serio y mirada perdida. Todos con traje a medida, repeinados, con gafas de sol y maletín de piel, haciendo cola para pasar los arcos de seguridad de la Audiencia Nacional.

Vamos de espectáculo en espectáculo, sin saber cuál es el más bochornoso, el más deleznable…

Las banderas, el retrato del Rey, el escudo de España… “El bigotes” apareció de sport, con polo blanco, impoluto, con sus pulseritas y su bolso de marca. El ex marido de la Mato iba ocultándose tras sus gafas. Francisco Correa llegó altivo, con su look de conde isabelino. Entre ellos, en medio de todo el tinglao, el ya famoso tesorero del partido político en funciones, un ex socio de Alejandro Agag, un ex alcalde de Majadahonda…  Así hasta treinta y siete.

Imposible distinguir abogados de acusados, acusados de defendidos. Todos llevaban bien puesta la careta de ofendidos, como si los culpables no fueran ellos, como si los ladrones fueran los que increpan a la salida.

Ahora todo son excusas y problemas personales, uno que está enfermo, otro que vive fuera de España, una pobre mujer que se ha quedado sorda. A todos les viene mal acudir al juicio.

Me vino a la mente la imagen de La última cena de Da Vinci, “uno de vosotros me traicionará…”, alguno se asusta, muchos se sorprenden, otros se levantan porque no han oído bien, Judas retrocede…  De fondo siempre la importancia de donde estar sentado, quién lleva el cuchillo, de quién es esa mano…

La mano de la traición.

Un millón y medio de folios de sumario para trescientos cincuenta y cuatro millones de euros en contratos (los demostrados), adjudicaciones de ayuntamientos, comunidades autónomas como la de Esperanza Aguirre y entes públicos tal que AENA.

La calderilla la liquidaron después, en actos electorales de partidos políticos en funciones.

La avaricia, la arrogancia, la altivez, la falsedad, las apariencias, las altas esferas, el egoísmo en estado puro, la decrépita vida política de este país desfila y desfilará en los próximos años por los tribunales.

Los llamas ladrones y se mosquean, te niegas a una abstención y no tienes visión de estado.

Veremos, si ahora que se ven ganadores absolutos de unas terceras elecciones siguen pensando en la necesidad urgente de formar gobierno.

Veremos, si siguen pensando (como hasta ahora) en el bien de España…

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s