Existe cierto ninguneo, cierto menosprecio, cierta falta de valoración hacia la profesión peor pagada del mundo: el oficio de madre.

Existe la tendencia a quitar mérito a lo natural, a tildar de fácil lo tradicional y a ridiculizar el sacrificio.

Existe «este» día, que a pesar de su trasfondo comercial puede significar el pretexto perfecto; para poner en valor, para agradecer y para admirar el esfuerzo de tantas y tantas mujeres.

Llevo de «madre» media hora. No me veo capacitada para escribir al respecto. Pero llevo de «hija» media vida y nunca podré agradecer lo suficiente a esa mujer tan grande, que es mi madre, todo lo que ha hecho por nosotros. Todo el sacrificio, todo el esfuerzo, toda la templanza.

Las mujeres a lo largo de la historia han criado a sus hijos, sin que nadie se lo agradeciera, sin que nadie lo valorara, sin que nadie lo considerara como es: arduo y difícil.

Un trabajo sin remuneración, sin descanso y sin vacaciones. Un trabajo desagradecido y sacrificado. Un trabajo que se lleva por delante todos lo demás trabajos. Horas llenas de remordimientos de conciencia cuando crees que no le dedicas el tiempo suficiente, llenas de sentimientos de culpa, llenas de una horrible frustración…

Un mundo siempre envuelto en cierto sentimiento de derrota: cuando ves que el equilibrio entre la madre y la mujer es imposible, cuando crees que todo lo podrías hacer de otra manera, cuando tú misma sientes dolor porque crees que NO sabes hacer mejor algo tan «fácil»…

A todas las madres: biológicas o no, contentas con su maternidad o no.  A todos los padres que ejercen de madre. A todas las hijas. A todas las mujeres en general:

No dejéis que nadie cuestione vuestro trabajo, le quite mérito, lo quiera ridiculizar convirtiéndolo en fácil. No dejéis que nadie os ningunee. No dejéis de olvidar a vuestras madres, a vuestras abuelas, a tantas y tantas mujeres que con su esfuerzo y su dedicación, con su vida llena de sacrificios y penas, han logrado que las demás lleguemos a este lugar, un poco mejor, un poco más justo, un poco más equilibrado… Este lugar en donde las madres actuales celebramos hoy. Desterramos un poco las culpas, olvidamos las penas y valoramos nuestro propio esfuerzo.

¡¡¡Feliz Día de la Madre, de la Mujer, del sacrificio, de la resignación, de la lucha, del trabajo y de la tolerancia!!!

flores de la madre.jpg

 

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s