Siempre me ha fascinado la gran importancia que le damos a la memoria individual cuando hablamos de enfermedades tan terribles como el Alzheimer, y la escasa dimensión que le damos a la memoria colectiva cuando se alude por ejemplo a la memoria histórica.

En la mayoría de los momentos trascendentales de la vida el pasado es tan decisivo como el presente, y es el futuro el que en realidad no importa.

Se puede o no se puede adivinar el porvenir, pero sin duda, siempre pesa el pasado.

Lo más destacable que figura con veracidad en el currículum de Cristina Cifuentes es su joven militancia en Alianza Popular. Impacta que la razón que la llevó a ser Presidenta de la Comunidad sea su ardua y alabada misión como Delegada de Gobierno, en aquellos tiempos del 15-M. La dureza de las cargas policiales, el elevado número de detenidos y de heridos graves la encumbraron en la política a nivel nacional. Se apiadaban de sus escraches… ¡Pobre mujer! Después se hizo famosa por un grave accidente con una moto que no había pasado la ITV. Hace apenas un año y con el apoyo del 93% de los miembros de su partido también se hizo presidenta del PP a nivel regional. No con un 51, ni con un 56, ni siquiera con un 60. Lo hizo con un 93%.

Un ladrón de guante blanco puede adjudicar obras a sus amigos, contratar a su hermana como funcionaria interina, comprarse un máster, viajar en primera clase cuando está de vacaciones y cargarlo todo en los Presupuestos del Estado, esos que no dan para subir pensiones (o sí, depende del día). Un ladrón de guante blanco no usa la violencia, ni las armas. No grita. No aluniza. No monta escándalo. Después alucinamos todos: lo suyo es apropiación indebida, involuntaria, inconsciente… No entiende. No sabe nada. No le consta. Al final es una criatura tan inocente y tan “pura” que el resto de los mortales no dejamos de preguntarnos una y otra vez cómo llegó a obtener ese cargo y a manejar el dinero público con tanta candidez.

Y he aquí otra de las cosas que se nos olvida a los españoles con demasiada facilidad: el dinero es NUESTRO.

En este país siempre ha habido clases y prioridades, excesivas faltas de conocimiento y gran ausencia de MEMORIA. Uno puede privatizar hospitales, llevarse por delante la credibilidad y el prestigio de una universidad pública y de todos sus alumnos, abanderar en falso una causa tan urgente como la regeneración política, pisotear el trabajo duro de las feministas, ofender a todas las mujeres en sus inaceptables declaraciones; pero no puede robar dos cremas.

Para terminar de hilar mis argumentos os diré que si en un arranque de creatividad e ingenio entro en Twitter le compongo una charanga, una canción o un poema y la llamo ladrona, cínica o sinvergüenza, me voy a la cárcel.

Un ladrón de guante blanco malversa, prevarica, destroza la sanidad, ningunea la educación, boicotea la lucha por mejorar de grandes colectivos, pero SOLO dimite al emitirse un vídeo tan bochornoso y tan lamentable como el que vimos ayer. Y la tía se va ofendida, con dignidad, con la cabeza alta, manteniendo su escaño, sin pedir perdón a nadie, presumiento de delicuente honrado…

Yo espero que no se nos olvide todo esto, como pasa siempre, que no nos la sude todo, como pasa siempre, que empecemos a poner freno a trenes que llevan tiempo descarrilados antes de lamentar más heridos desde la grada, como pasa siempre.

¿Cuánta gente era consciente del carácter de esta mujer? ¿Cuánta gente era conocedora de su actitud fraudulenta y de sus miserias? ¿Cuánta gente sufría su soberbia?  Me temo que casi todos, de una forma u otra, estábamos al tanto.

Pongamos en cura nuestros graves problemas de MEMORIA. Pongamos en jaque a todo el que se lo merece. Abandonemos el uso de la vara de medir.

Hagamos las cosas bien. No nos dejemos vencer. Huyamos de una sociedad corrupta, desanimada y enferma.

El dinero es nuestro.

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s