¿Profesión?: Mujer

En muchas ocasiones ser mujer es más una competición que ninguna otra cosa.

Nos pasamos la vida ejerciendo de tal o de cual, justificando nuestra situación, ante tal o ante cual. Sacrificando nuestro tiempo: por tal o por cual…

Lo último baremable, en este universo femenino en el que habito, es competir por ser más “feminista”.

Las mujeres que no trabajan fuera de su casa se ven a menudo sometidas al ninguneo, se sienten infravaloradas e incluso se avergüenzan cuando alguien les pregunta: ¿profesión? Después están las que ejercen su trabajo fuera del ámbito familiar y subcontratan el servicio doméstico. De la casa y de los hijos se ocupan (a veces) señoras que “sí” cotizan a la Seguridad Social por estas labores. Sin embargo, cuando son las madres o las abuelas las que se encargan de todo, entonces nadie paga. El trabajo es gratis.

Varias de mis amigas tienen reducida su jornada laboral para poder hacer malabares y ocuparse de todo.  Muchas incluso trabajan a jornada completa dentro y “fuera” del hogar. Siempre atormentadas por la falta de tiempo.

No podemos seguir sin reconocer o valorar el trabajo de la mujer en el ámbito doméstico: la desigualdad que esta situación tan arraigada genera.

No podemos avanzar si no somos conscientes de ello.

No podemos crecer si nosotras mismas no apreciamos nuestro esfuerzo, nuestro sacrificio y sobre todo, las horas de más que le echamos al día.

No me gusta la confrontación, no hay mujeres que sacrifican su vida familiar y mujeres que sacrifican su vida laboral. Hay abnegación, obligación, horas sin cotizar, menosprecio, ninguneo, noches en vela, agotamiento, estrés, soledad,  remordimientos de conciencia, culpa y casi siempre falta de autoestima.

Hay una DESIGUALDAD enorme, pero no hay que olvidar que hay mujeres en todo. Mujeres capaces de luchar por sus derechos, de exigir por su trabajo, de reclamar su tiempo, de batallar por un futuro mejor.

Eso te hace feminista: valorar tu tiempo y tu trabajo, protestar, reivindicar, exigir, y también parar.

Si todas fuéramos de profesión mujer nos costaría menos caminar hacia delante.

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s