El 28 de abril y Las flores del frío

Tengo un poco abandonada la promoción de mi segunda novela: “Las flores del frío”.

Os habló muy poco de ella, por razones que no vienen al caso y que son complejas de explicar.

Escribirla ha sido, a nivel personal, una de las cosas más importantes que he hecho en la vida. Aprendí tanto de este país, de mi familia y de mí misma, que nunca me podré arrepentir de haberlo hecho, del tiempo que dediqué a ello o de las lágrimas que derramé por el camino.

IMG_20190426_132826.jpg

Durante los meses que pasé investigando y documentando mi historia, deambulé por distintas etapas.

Intentar reconstruir el contexto socioeconómico de la primera mitad del siglo XX fue lo más díficil, pero también lo más gratificante. Adquirir un conocimiento un poco más exhaustivo de la historia reciente de tu país te embellece como persona, te suministra libertad y abre tu mente de manera notable.

Tener noción de las cosas por ti mismo, reconstruir a tu manera los hechos, meterte en al piel de la gente, te hace menos radical.

A lo largo del tiempo que  dediqué a escribir la novela atravesé tres fases fundamentales: tristeza, incredulidad y rabia.

Sufrí mucho. Me desvelé alguna noche y lloré en más de una ocasión… Me pregunté muchas veces si tanto esfuerzo y tantas horas de dar vueltas al mismo tema merecían la pena.

En la fase de tristeza uno solo sufre, llora y se desahoga, es la más fácil.

Cuando llega la incredulidad comienza lo complicado, te asaltan las preguntas y te metes de lleno en el túnel negro donde esperas obtener respuestas.

Algunas aparecen; otras no.

Al acercarte a la rabia el frío te paraliza; ya es demasiado tarde para muchas cosas.

Una de las conclusiones más importantes que saqué es que las guerras no se producen de un día para otro, que la radicalización o la polarización de la gente no es cosa de una tarde ni de un discurso, que la violencia nace en gestos individuales y pequeños una mañana rara, que al principio todo parece un hecho aislado e insignificante, pero que luego crece, que se expande con el fuego de la dejadez y se vuelve incontrolable con la permisividad.

La mayoría de los españoles no queremos repetir la historia. Tenemos miedo a perder nuestras libertades. Sentimos, en el fondo de nuestro corazón, que no estamos en un buen momento para errores.

No podemos frivolizar con los ideales, volverlos insignificantes. No podemos olvidar a nuestros abuelos… Tampoco podemos vivir con el reloj parado. Se trata de avanzar, de mejorar, de evolucionar, de solventar problemas, de tendernos la mano, de ayudar al que más lo necesita.

Yo apelo a la bondad, al corazón y al sentido común de mis vecinos.

Estos días escucho dos cosas: que todos los políticos son iguales y que votar no sirve para nada.

1. Todos los hombres NO son iguales. Todas las mujeres NO son iguales. TODOS LOS POLÍTICOS TAMPOCO SON IGUALES. Por fortuna no es lo mismo Donald Trump que Alexandria Ocasio-Cortez.

2. Aunque a veces, muchas veces, demasiadas veces, no nos sintamos representados, votar siempre sirve de algo. Vale para manifestarse o para expresar, para oponerse o para apoyar, para perder o para ganar.

Que NO tenga que llegar el día en el que NO podamos votar para que nos demos cuenta de lo importante que era poder hacerlo.

Que NO tenga que llegar el día en el que empiecen a desaparecer derechos fundamentales para que nos demos cuenta de lo fácil que era que se esfumaran…

Que NO tenga que llegar el día en el que nos tengamos que avergonzar de lo que hemos hecho.

Y lo más importante de todo, que no se haga realidad la mayor de nuestras pesadillas, que nuestros hijos NO vivan peor que sus padres.

 

Si pasamos de la tristeza a la incredulidad sin hacer nada por evitarlo, después nos llegará la rabia, y en la rabia se acaba la historia.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s