De la mano

Estaba tirada bajo un mar de piedras, plagada de heridas y sin respirar... No contento con toda esta mierda comenzó a pegarme con ferocidad. Me arrastró a la orilla, a donde él quería, fuera ya del río: por aparentar. Sumergió mi cuerpo con todo su odio, noté la amalgama del calor y el frío: comencé … Continuar leyendo De la mano