El vestido nuevo, las ganas, aquellas sandalias de esparto que compré en nuestro viaje a Venecia.

  El vestido nuevo, las ganas, aquellas sandalias de esparto que compré en nuestro viaje a Venecia...       Iba tirando cosas sobre la cama. Midiendo espacios. Doblando bragas.         Los vaqueros esperaban el veredicto sobre la almohada, los recuerdos se encerraban entre tú y yo,  sin decir nada. Las caricias, el … Continuar leyendo El vestido nuevo, las ganas, aquellas sandalias de esparto que compré en nuestro viaje a Venecia.